Maquillaje con gafas ¿por qué no?

Maquillaje con gafas ¿por qué no?

Muchas mujeres creen que no es posible el maquillaje con gafas ya que por un lado consideran que no se lucirá el “make-up” y por el otro porque no saben cómo hacer para colocar delineador, máscara o sombra usando lentes.

Como ya falta muy poco para Navidad y por supuesto quieres estar perfecta, en esta ocasión Óptica Arense te ofrece algunas recomendaciones para poder maquillarte aunque uses gafas. No hace falta contratar a una maquilladora profesional como hacen las celebridades… ¡puedes lucir hermosa maquillándote tú misma!

Las gafas ópticas son una necesidad si no vemos correctamente, además de considerarse un accesorio de moda que se puede combinar con el atuendo o elegir según las actividades y eventos que tengamos.

Maquillaje con gafas según el tipo de montura

Quizás prefieras usar lentillas para poder maquillarte mejor, sin embargo si llevas gafas graduadas también tienes la posibilidad de verte preciosa con algo de make-up. Como dice la famosa actriz Blanca Suárez: “es preciso ser cuidadosa y muy meticulosa para no recargar de información un espacio tan visible y pequeño”. Por supuesto que le hacemos caso a una de las españolas más hermosas, que además de usar gafas de vez en cuando presta mucha atención a su look.

Una de las preguntas que nos hacemos aquellas que llevamos gafas es la siguiente: ¿resalto los ojos o los labios? Es verdad que ambas opciones son aptas y posibles, pero no podemos elegir las dos al mismo tiempo. Además la elección dependerá por ejemplo del tipo de lentes que usemos y de qué es lo que queramos resaltar. Tal vez te encante cómo se ven tus labios con un color llamativo como el rojo o bien prefieres que los demás presten atención a tus bonitos ojos y evitar que queden ocultos tras los cristales.

Por lo general debes tener en cuenta esta regla: si las gafas son llamativas, los ojos deben estar lo más neutros posibles, ya sea en colorimetría como en intensidad. Con un poco de máscara o eyeliner suave bastará.

Las gafas de pasta son de las más populares y usadas por los famosos y también por los seres “de carne y hueso”. Para llevarlas deberás tener una gran personalidad… y recordar que le quitan el protagonismo a los ojos al empequeñecerlos y esconderlos. Ya que las varillas y el puente de las gafas de este tipo son bastante gruesas una buena idea es marcar los contornos de los ojos con una buena máscara de pestañas. Opta por delineadores de color marrón y líneas bien finas. Para restarle seriedad a tu mirada escoge un toque de color en los párpados. Así no te parecerá que siempre te encuentras en el trabajo.

También tenemos a disposición las gafas de colores, uno de los accesorios más pedidos entre los regalos de navidad, y si eres de aquellas que aman la vida al estilo arco iris tendrás un gran desafío por delante… ¿cómo elegir el maquillaje con gafas sin que estas pierdan su protagonismo? Te recomendamos que uses tonos neutros que no agreguen más brillo a la mirada pero al mismo tiempo que las sombras aporten algo de luz en la zona del lagrimal. No te olvides de los trazos de delineador: han de ser bien finos y difuminados.

Las gafas de montura fina, bien livianas y que pasan desapercibidas nos permiten abrir un poco el juego en cuanto al maquillaje se refiere. Te aconsejamos que juegues con los tonos de sombras oscuros, que te animes a los ojos ahumados y que no tengas miedo de ponerte un color bien potente en los labios.

¿Y qué sucede cuando somos miopes?

El cristal de las gafas hace los ojos más pequeños… allí tenemos la opción de agrandarles a través del maquillaje. ¿Cómo? Elige un tono claro de sombra para el párpado móvil y uno neutro (por ejemplo marrón) en el centro para marcar la cuenca del ojo sin excedernos. Da luz al lagrimal con un beige satinado. Otra opción es utilizar un eyeliner grueso y rizar las pestañas inferiores y superiores para que la mirada parezca más profunda.

Por el contrario, cuando los cristales aumentan la percepción del tamaño de los ojos tendrás que “reducirlos” de alguna manera: a través del maquillaje difuminado. Enmarca con negro o marrón o si lo prefieres pinta la línea del agua, así le darás más profundidad a la mirada. El ahumado natural en versión mate siempre es la mejor opción en estos casos.

Más consejos para maquillaje con gafas

Más allá del tipo de gafas que elijas (que no es para nada un dato menor) puedes lucir muy bonita en cualquier ocasión sin dejar de ver bien ni abandonar el maquillaje que tanto nos gusta:

1.Eyeliner perfecto

Quizás hayas visto (y admirado) alguna fotografía de la sensual Marilyn Monroe, con un delineado perfecto y bien marcado detrás de sus gafas “ojo de gato”. Es un ejemplo perfecto para comprender que se puede estar bonita sin importar el accesorio que llevemos. El eyeliner permite jugar un poco y darle un toque retro a nuestra mirada. El trazo no debe ser más largo que el espacio del cristal, es decir no sobresalir por los laterales.

2.Corrector de ojeras

Aunque lleves la sombra o el eyeliner de la mejor manera… no podrá lucirse como corresponde si tienes unas ojeras de oso panda. Es verdad que en esta época del año no dormimos muy bien y comemos de más con tantas celebraciones, cenas y eventos, pero de eso nadie debe enterarse. Además no olvides que el hecho de llevar gafas nos oscurece un poco bajo los ojos. Aplica un buen corrector para equilibrar el tono del rostro. Recuerda que el maquillaje debe ser del mismo color que tu piel para evitar que quede demasiado artificial el “arreglo”.

Puedes usar un poco de corrector o base en la nariz para evitar que las gafas se deslicen hacia abajo. Si esto sigue sucediendo entonces aplica un poco de polvo traslúcido. Taparás las imperfecciones, puntos negros y granitos y además no tendrás que preocuparte por la molestia caída de las lentes cuando miras para abajo.

3.Cejas bonitas

No importa si las gafas tapan las cejas… estas deben quedar siempre perfectas e incluso que resalten un poco. Aunque no lo creas, unas bonitas cejas enmarcan el rostro de una manera increíble. Para destacarlas puedes usar una máscara de pestañas transparentes, cepillarlas hacia arriba y depilarlas para dejarlas 10 puntos.

4.Pestañas largas y arqueadas

Si potencias tus pestañas podrán llamar la atención sin importar que llevas gafas o el modelo que has elegido. Para ello rízalas de forma tal que queden bien arqueadas y al mismo tiempo que no “choquen” contra el cristal. Luego aplica dos capas de máscara negra o marrón, recuerda esperar unos segundos entre cada aplicación y dejar secar bien antes de colocarte las lentes de nuevo.

Un tip adicional: usa máscara a prueba de agua para que al pestañear no te queden “marquitas” negras en los cristales de las gafas… obstaculizarán tu visión y no quedarán muy bien.

5.Sombras fumé

También conocidas como “ahumadas”, son una técnica de maquillaje con gafas infalible. Aplica una sombra de cualquier color cálido como por ejemplo marrón claro, melocotón o bronce y luego, si lo deseas, opta por una sombra que combine con el color de la montura.

6.Labios ardientes

El truco reside en destacar aquella parte del rostro que más nos gusta. Quizás no nos agrade tanto llevar gafas y no queremos usar lentillas por diversos motivos. ¿Entonces cómo hacer para desviar la mirada hacia otro sector de la cara? ¡Con un buen labial! Pero atención porque también dependerá de las lentes que uses: si son llamativas, opta por un labial suave y discreto. Sin son ligeros o de color negro… ¡anímate a un rojo apasionado!

7.Ojos bien abiertos

Este truco puede servir no solo si usas gafas sino también para aquellos momentos de la semana donde necesitas “demostrar” que estás prestando atención. Aplicando un eyeliner nude en el párpado inferior parecerá que tus ojos están más abiertos. ¡Ideal para ir al trabajo después de una fiesta!

8.Pómulos prominentes

Supongamos que no te gusta que te vean que llevas gafas y que no eres muy amante del labial porque no te dura ni un minuto (queda “pegado” en el borde de una taza, en una botella de agua, en una servilleta… o te lo quitas con la lengua o los dientes). ¿Tienes que renunciar a verte bonita y bien maquillada? ¡En lo absoluto! El rubor o blush puede ser un excelente aliado. Aplícalo de forma sutil y en color claro para que resalten tus pómulos de forma natural. Además este maquillaje es muy bueno si tus mejillas se enrojecen por cualquier cosa… ¡lo disimularás muy bien!

Por último te recomendamos que al llegar a casa retires todo el maquillaje del rostro con productos adecuados y que nunca te vayas a la cama con el make-up todavía en tus ojos. Dormir con delineador, máscara o sombras no permite a la piel “respirar” como corresponde. No olvides que se trata de una zona muy delicada y que si no se cuida correctamente puede sufrir infecciones, irritación, resequedad y enrojecimiento.

Recuerda estos consejos de los expertos en maquillaje para lucir hermosa en las fiestas de diciembre. Que el hecho de usar gafas no opaque tu belleza… ¡resalta lo que más te guste de tu rostro!

Si tienes alguna consulta, no dudes en comunicarte con Óptica Arense de Barcelona, quienes te asesorarán sobre cuáles son las mejores monturas, modelos, tamaños y materiales de gafas según el tipo de rostro o problema visual que tengas.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code