Descubre las lentes revolucionarias 'Drive Safe'

Descubre las lentes revolucionarias 'Drive Safe'

Si tienes problemas de visión y llevas gafas graduadas, seguro sabrás que en ciertas situaciones, como por ejemplo conducir, no puedes diferenciar correctamente las distancias o los objetos. ¡Pero eso ha llegado a su fin gracias a las lentes drive safe! Conoce sobre ellas en este artículo.

‘Haciendo foco’: conducir con gafas

La vista es sin dudas el sentido más importante y por ello no puede fallar en ningún momento, sobre todo cuando conducimos. Aunque seas un experto y hayas conducido durante años, seguramente afirmarás que si es de noche, llueve, hay neblina o bruma no ves de la misma manera. Incluso cuando está demasiado soleado también puede molestarnos el reflejo.

Los expertos en seguridad vial indican que conducir en ciertas situaciones climáticas adversas es peligroso ya que la visibilidad se reduce de manera considerable y esto puede ocasionar un accidente, sobre todo si estamos en una carretera, donde la luminosidad no suele ser de las mejores (a diferencia de una autopista o una transitada avenida).

Cuando conducimos con poca luz nuestras pupilas se dilatan, por ello es que vemos con menos nitidez que cuando están contraídas (durante el día). Si a eso le sumamos algún problema de visión como por ejemplo miopía o astigmatismo, las cosas empeoran.

Como consecuencia de pupilas dilatadas y falta de agudeza visual, los conductores tienen problemas para calcular distancias, ya sea del coche que tienen delante o del que viene en dirección contraria, de los árboles, carteles, curvas o cualquier otro objeto y cambios en la ruta que aparezcan.

Otra situación muy habitual donde es difícil conducir es cuando hay deslumbramiento; esto sucede principalmente al atardecer o a la noche, justamente cuando las pupilas están dilatadas. Además hay modelos de coches que están equipados con faros LED o xenón que aumentan el encandilamiento de los demás conductores cuando van en sentido contrario.

Es curioso que los coches lleven este tipo de luminaria tan potente porque justamente los fabricantes las incluyeron en sus modelos como una manera de aumentar la luz en los caminos. Si bien los faros les otorgan mayor seguridad a los conductores de esos vehículos, todo lo contrario sucede con los demás: la luz emitida los deja ‘casi ciegos’ y sin posibilidad de reacción. ¡En vez de mejorar, lo han empeorado!

Cuando conducimos, los ojos alternan las distancias y si bien en una carretera es habitual fijar la vista ‘a lo lejos’ también es muy importante saber mirar los laterales, los espejos retrovisores, el cuadro de mandos y los vehículos que tenemos cerca. De día no hay tanto problema, pero de noche, se complica bastante.

Además de la dilatación de las pupilas (conocido como midriasis), existe otro ‘fenómeno’ cuando oscurece: funcionan los bastones, es decir los receptores de la retina que nos hacen ver todo más borroso y no podamos discriminar los colores. Por el contrario, de día usamos los conos o receptores que nos proporcionan mejor visión.

Esto es así porque el ojo humano no ha sido diseñado para vivir de noche como por ejemplo sucede con los gatos y otros felinos (cuyas pupilas se adaptan a la poca luminosidad).  El organismo entiende que cuando baja el sol es momento de dormir y no de conducir por la carretera.

Como resumen entonces podríamos decir que las tres situaciones en las cuales unas lentes drive safe podrían servirnos al conducir son:

1.Deslumbramiento (cansa e irrita la vista)

2.Cambios en el enfoque (del retrovisor a la carretera, luego al cuadro de mandos, después a los laterales) porque la pupila debe reaccionar bruscamente

3.Conducción nocturna y en otras condiciones adversas como lluvia, niebla, bruma o nieve porque dificulta la percepción de las distancias.

Si sueles conducir por las noches porque consideras que es más tranquilo y hay menos coches, o bien si por trabajo o placer conduces bastante cada semana o mes seguro sabrás que tienes menos visibilidad ante ciertas situaciones. Y si a eso le sumas el hecho de que no ves bien, entonces las lentes Carl Zeiss son ideales para ti.

¿Cómo son las lentes drive safe?

Han salido hace bastante poco al mercado y ya se han convertido en un éxito, las lentes drive safe de Zeiss son la solución al problema de falta de visibilidad cuando conducimos. Como su nombre lo indica, sirven para ‘conducir seguro’.

Estamos ante una solución especializada a la tarea de conducción, sin dudas una de las más estresantes para el ojo humano. Sobre todo, si las condiciones climatológicas no son las mejores.

Esta marca alemana fundada en 1846 por el óptico que le da nombre, es uno de los fabricantes de equipos, medidores y aparatos oculares más antiguos del mundo, que aún sigue en funcionamiento. Y además de realizar binoculares, lentes y objetivos para cámaras, también se dedica a encontrar soluciones a los problemas ‘de la gente común’, como en este caso.

Según los estudios realizados por el equipo de Zeiss, las molestias de los conductores son básicamente tres: baja luminosidad, deslumbramiento y visión poco nítida en largas y cortas distancias. Además, se ha comprobado que la tercera parte de los accidentes de tránsito ocurridos en las carreteras de Alemania se llevan a cabo por las noches o cuando hay poca luz (justamente en un país que no se caracteriza por ser de los más soleados del mundo).

Este mismo resultado se consiguió en los análisis realizados en Reino Unido (otro de los que menos sol y cielo despejado disfruta) y Estados Unidos (donde aún una gran cantidad de mercadería se transporta en camiones por carretera).

La tecnología que nos ofrece la Óptica Zeiss para este problema se llama Luminance Design y consiste en una lente que tiene en cuenta el tamaño de la pupila cuando está dilatada. La fabricación ‘normal’ de lentes se lleva a cabo teniendo en cuenta el diámetro de la pupila cuando es de día (3,3 mm). Las lentes drive safe van más allá y las crean para pupilas de 4,3 mm (en gafas progresivas) y de 5,0 mm (en gafas monofocales).

Esto quiere decir que se reducen notablemente las aberraciones o distorsiones que provoca el aumento pupilar en esas condiciones de luminosidad medio o baja que hemos nombrado anteriormente.

A su vez, estas gafas contienen el tratamiento Dura Vision, que ha sido diseñado para optimizar el rendimiento y reducir el deslumbramiento tan molesto que provocan los faros LED y HID de otros coches y vehículos.

Otro de los ‘descubrimientos’ de la Casa Zeiss y que les han servido para diseñar estas lentes drive safe es que los conductores realizan ciertos patrones de movimiento ocular bastante específicos. Si bien la manera que tengamos de conducir es diferente según la persona, lo cierto es que todos ‘cumplimos’ con ciertas poses visuales que nos permiten estar al tanto de lo que sucede a nuestro alrededor.

Al conducir precisamos una visión amplia en la zona del parabrisas, poder mirar los campos laterales y los espejos retrovisores y mover los ojos para fijarnos en los cuadros de mandos (donde se informa el nivel de gasolina, la velocidad, etc). Además es fundamental poder enfocar la vista en la corta, media y larga distancia según la situación lo requiera.

A menor tiempo de reacción en los cambios de vista, menores son las posibilidades de tener un accidente. Para ello, la óptica Zeiss ha diseñado una solución más que interesante: colocar la mayor cantidad de aberraciones en las lentes progresivas para corta distancia (entre 40 y 75 cm). Así se amplía bastante el campo de visión y estamos más ‘atentos’ a lo que sucede más allá del cuadro de mandos.

Según se estima, la lente progresiva DriveSafe aumenta hasta en un 14% la visión lejana y más del 43% la cercana. Esto sin dudas es un avance más que importante en el mundo de la óptica y a su vez pretende convertirse en una de las herramientas que reduzcan la cantidad de accidentes (y muertes o heridos) al año. ¿Una causa bastante noble verdad?

En definitiva, las lentes drive safe pueden mitigar los típicos problemas visuales al conducir gracias a ciertos ‘ajustes’ que se realizan en las gafas y que hasta el momento no se han tenido en cuenta.

Las lentes DriveSafe de Carl Zeiss reducen en hasta un 64% el deslumbramiento, disminuyen la sensación de vista cansada, facilitan el enfoque rápido del entorno y mejoran la percepción de las distancias.

Hasta el momento todo son buenas noticias y ventajas… ¿Pero existe alguna contraindicación para estas gafas de conducir? Quizás podríamos poner dos ‘peros’ a este reciente invento. Uno de ellos es el precio, que es más elevado que unas gafas comunes, ya que por supuesto son más específicas y tecnológicas.

Y la segunda es que si bien el fabricante afirma que se pueden usar no solo para conducir de noche o con lluvia sino también en cualquier otra situación, lo cierto es que quizás son molestas o no del todo eficaces para ciertas tareas donde la vista está fija a una corta distancia. Por ejemplo, al leer, mirar televisión o usar el ordenador.

Por lo tanto, tendríamos que llevar dos gafas diferentes en el bolso: unas para conducir y las otras para leer. Tal vez no sea un problema imposible de superar, pero puede ocasionar ciertas molestias. Pero si sueles conducir bastante de noche o por carretera, sin dudas las lentes drive safe son una solución para evitar encandilamiento, falta de nitidez y de percepción de las distancias.

En Óptica Arense de Barcelona puedes conseguir las novedosas gafas DriveSafe de Carl Zeiss, así como también lentes homologadas, gafas graduadas y gafas de sol. Nuestro equipo de profesionales está para ayudarte y asesorarte. ¡No dudes en visitarnos!

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code